19 de octubre 2010

Pensamiento 4

Nuestra imaginación nos agranda tanto el tiempo presente, que hacemos de la eternidad una nada, y de la nada una eternidad.

Los comentarios están cerrados.